OBESIDAD EN CHILE

  1. La obesidad es una enfermedad crónica de alta prevalencia en Chile y en la mayoría de los países del mundo. Se caracteriza por un mayor contenido de grasa corporal, lo cual, dependiendo de su magnitud y de su ubicación topográfica va a determinar riesgos de salud que limitan las expectativas y calidad de vida. En adultos, la obesidad se clasifica de acuerdo al Índice de Masa Corporal (IMC), por la buena correlación que presenta este indicador con la grasa corporal y riesgo para la salud a nivel poblacional.

Los últimos datos publicados por la OECD muestran que Chile se encuentra entre los 10 países con mayor obesidad y sobrepeso, en donde un 74% de la población adulta tiene sobrepeso u obesidad. En el caso de los escolares, la realidad no es mucho más alentadora. Según datos del Mapa Nutricional de Junaeb 2019, el 52% de los niños padecen obesidad o sobrepeso.

Es por ello que en Nace Clínica Familiar, contamos con un equipo multidisciplinario para ayudarte a mejorar tu salud para siempre. 

 ¿Cómo combatir la obesidad? 

El objetivo del tratamiento contra la obesidad es alcanzar y mantener un peso saludable. Esto mejora la salud en general y reduce el riesgo de desarrollar complicaciones relacionadas con la obesidad.

Es posible que necesites trabajar con un equipo de profesionales de nuestra Clínica, incluido un nutricionista, un psicólogo y  un especialista en obesidad, para ayudarte a entender y hacer cambios en tus hábitos alimenticios y de actividad. 

Cambios en la Dieta.

  1. -Elige alimentos no procesados
  2. -Toma refrigerios bajos en calorías.
  3. -Lee las etiquetas nutricionales.
  4. -Investiga nuevas maneras de preparar alimentos.
  5. -Opta por ingerir porciones pequeñas. 
  6. -Evita las bebidas azucaradas 
  7. -Mide tu cintura con regularidad.
  8. -Planea tus comidas con antelación sin caer en dietas milagro.
  9. -Lleva un diario de tus progresos para motivarte.
  10.  
  

Deporte y ejercicios. 

Aumentar la actividad física o el ejercicio es una parte fundamental del tratamiento contra la obesidad:

Haz ejercicio. Las personas con obesidad necesitan realizar al menos 150 minutos a la semana de actividad física de intensidad moderada para prevenir un mayor aumento de peso o para mantener la pérdida de una cantidad modesta de peso. Es probable que necesites aumentar progresivamente la cantidad de ejercicio a medida que mejoran tu resistencia y forma física.

Mantente en movimiento. Aunque el ejercicio aeróbico es la manera más eficiente de quemar calorías y perder el exceso de peso, todo movimiento adicional ayuda a quemar calorías. Estacionar más lejos de la entrada a las tiendas y tomar las escaleras en lugar del ascensor. Usa un podómetro para saber cuántos pasos das realmente en el transcurso del día. Muchas personas tratan de alcanzar los 10.00 pasos todos los días. Aumenta progresivamente la cantidad de pasos que das a diario para alcanzar esa meta.

 

El alarmante crecimiento en la prevalencia de obesidad en nuestra sociedad nos indica que debemos estar muy alerta, para el diagnóstico precoz de esta patología de alta repercusión en la salud de las personas y en los costos asociados a ella. El uso de indicadores como el IMC y la medición de la circunferencia de cintura representan estrategias de detección clínica, que nos permiten una adecuada clasificación de la severidad de la enfermedad y del riesgo asociada a ésta, para establecer así medidas de prevención o de manejo tanto de la obesidad como de sus enfermedades asociadas, especialmente en las poblaciones genéticamente susceptibles.