Patologías pediátricas

Las enfermedades pediátricas más frecuentes son las infecciones causadas por virus y bacterias, sobre todo las que afectan al sistema respiratorio y digestivo, y las vacunas son la medida de prevención más efectiva contra muchas, como difteria, tos ferina, tétanos o sarampión. Acudir a las revisiones con algunos de nuestros especialistas pediátricos y cumplir el calendario vacunas, contribuirá a que tu hijo disfrute de buena salud, pero conviene que aprendas a reconocer los síntomas de las patologías más comunes en bebés y niños. 

La salud de tu hijo incluye el bienestar físico, mental y social, apoyándonos de una alimentación saludable, actividad física y otros recursos, podemos lograr que nuestros pequeños tengan un mejor desarrollo de sus habilidades y obtengan un crecimiento más sano. De igual manera, llevar a tus hijos con nuestros especialistas pediátricos al menos una vez al año, ir con el dentista, o hacerles chequeos médicos constantes en Nace Clínica Familiar, son parte fundamental en la importancia de la salud infantil, actividad necesaria en su desarrollo

¿Cuáles son las enfermedades pediátricas más frecuentes?

    Resfriado o Gripe 

    El resfriado común es una enfermedad respiratoria, infecciosa y contagiosa que, si bien afecta a toda la población, es especialmente común en la infancia. Se trata de una infección de origen vírico en la que más de 200 subtipos de virus infectan las vías respiratorias altas, es decir, las células de la nariz y la faringe (garganta).

    Mientras que los adultos pueden contraer entre 2 y 3 resfriados al año, un niño o niña, por la inmadurez del sistema inmune, puede hacerlo hasta 8 veces. De todos modos, su gravedad es muy baja y los síntomas consisten en fiebre baja (solo habría que acudir al pediatra si la fiebre supera los 38,5 ºC, algo muy extraño), congestión o goteo nasal, irritación de garganta, tos, pérdida de apetito, entre otros. En un máximo de 10 días, el niño estará bien y con un sistema inmune más fortalecido.

        • Dolor de Oídos 

      Es común en los niños y puede tener muchas causas; entre otras, infección del oído (otitis media), oído de nadador (infección de la piel en el canal auditivo), presión debido a un resfriado o una infección sinusal, dolor en los dientes que se irradia por la mandíbula hasta el oído, entre otros. Para diferenciarlas, uno de nuestros pediatras tendrá que examinar el oído de su hijo. De hecho, un examen en el consultorio sigue siendo la mejor manera de que el pediatra haga un diagnóstico preciso. Si el dolor de oído de su hijo está acompañado de fiebre alta, afecta ambos oídos, o si su hijo tiene otros síntomas de enfermedad, el pediatra evaluará y establecerá tratamiento adecuado

        Amigdalitis

        La amigdalitis es una enfermedad que consiste en una inflamación de las amígdalas, dos estructuras de tejido linfoide (forman parte del sistema inmune) situadas a ambos lados de la faringe, en la parte final de la cavidad bucal. Su infección es muy común durante la edad pediátrica.

        Las infecciones víricas y las bacterianas (generalmente por estreptococos) suelen ser responsables de la amigdalitis, provocando sus síntomas característicos: formación de placas de pus en las amígdalas, mal aliento, fiebre, dolor al tragar, dolor de cabeza, voz rasposa, entre otros. Con estos síntomas debe ser evaluado por unos de nuestros pediatras facultativos y así poder tratar. 

        Bronquitis 

        La bronquitis crónica o aguda  es una infección de las vías respiratorias centrales, en bronquios grandes, medianos o pequeños, que afecta a los pulmones en un grado variable. Debe evaluarse por médico quien indicará tratamiento ambulatorio u hospitalización según gravedad 

        Gastroenteritis 

        Los episodios de gastroenteritis (diarrea, vómito y/o fiebre) de un cuadro agudo frecuente en lactantes menores, mayores y preescolares, generalmente causada por virus o bacterias 

        En niños el síntoma principal es la diarrea, es decir, con un aumento de la frecuencia en las deposiciones con disminución de la consistencia, suele ir acompañado de vómitos, precedidos de náuseas, fiebre y dolor abdominal de tipo cólico. En general, la gastroenteritis aguda se suele resolver en un periodo de entre tres y cinco días, de persistir debe ser evaluado por pediatras.

        Si se sobrepasan las dos semanas ya no se considera un proceso agudo y se deberán buscar otras posibles causas, distintas a las más habituales para la gastroenteritis.

        Lo más frecuente es que la gastroenteritis esté causada por virus, aunque también algunas bacterias (como la Salmonella, e.coli) y algunos parásitos giardias son causantes de gastroenteritis aguda.

        Ven a Clínica Nace  a consulta con el  pediatra si la enfermedad de su hijo parece cambiar, empeora, no desaparece después de unos días o si está preocupado debido a otro síntoma nuevo que aparezca. Si la enfermedad de su hijo empeora o tiene complicaciones, su pediatra puede recomendar un tratamiento nuevo.

        Recuerde que lo mejor es mejor prevenir que lamentar, por eso te invitamos a programar su visita de niño sano o de patologías pediátricas, dependiendo de la edad que tenga su niño, para que sea revisado por un pediatra de preferencia.

        Deja una respuesta

        Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

        Otros artículos

        Obesidad en chile

        La obesidad es una enfermedad crónica de alta prevalencia en Chile y en la mayoría de los países del mundo.

        Cáncer colorrectal

        El colon y el recto constituyen la parte final del tracto digestivo. Son órganos huecos, alargados, con forma de tubo.

        Control de niño sano

        En Clínica Nace cada control pediátrico incluye un examen físico completo. En este examen, el médico verifica el crecimiento y

        cerrar
        Start typing to see posts you are looking for.
        Set your categories menu in Theme Settings -> Header -> Menu -> Mobile menu (categories)
        Scroll To Top