Las enfermedades ginecológicas son aquellas enfermedades únicas de la mujer, que afectan su aparato genital, así mismo en el embarazo, los cambios que vive el cuerpo de la mujer durante el proceso de dar forma y vida a otro ser humano la exponen a la aparición de algunas enfermedades comunes durante su gestación, las cuales suelen desaparecer después del nacimiento del bebé.

La mayoría de las mujeres han sufrido  alguna de estas  enfermedades a lo largo de su vida. En Nace Clínica Familiar  queremos que conozcas algunas de la más comunes

 

Anemia

  • La aparición de la anemia durante el embarazo es muy frecuente y siempre suele ser por falta de hierro, ocurre por el aumento de necesidades de este mineral durante el embarazo. También puede producirse por fallas en la alimentación.  

No suele representar una complicación seria, pero su detección y tratamiento deben ser norma sistemática en una buena asistencia prenatal.

  • Diabetes Gestacional 
  •  
  • El estado gestacional genera hormonas en grandes cantidades. Una de ellas es el lactógeno placentario, que hace que exista en la mujer cierta resistencia a la acción de la insulina. Esto provoca que la insulina que hay en la sangre no introduzca adecuadamente el azúcar en las células aumentando su concentración en la sangre.
  •  

Las pacientes que han desarrollado diabetes gestacional son aquellas que no son diabéticas antes del embarazo pero que, durante este, producen unos niveles de azúcar en sangre elevados. Estas pacientes tienen menos riesgos que las que presentan diabetes previa al embarazo, pero también deben controlarse y tratarse.

Igualmente, los cambios hormonales son los responsables de que se presenten alteraciones en los niveles de azúcar en la sangre de la embarazada. Si además hay alguna predisposición genética en la mujer, este tipo de diabetes puede aparecer durante el embarazo y desaparecer después del alumbramiento. El no control puede llevar a complicación en el feto.

  • Preeclampsia o Hipertensión en el embarazo
  •  

La preeclampsia es una complicación del embarazo. Es posible que, a causa de la preeclampsia, tengas presión arterial alta, niveles altos de proteína en la orina que indiquen daño renal (proteinuria) u otros signos de daño en los órganos. A menudo comienza luego de las 20 semanas de embarazo en mujeres cuya presión arterial ha estado dentro de los valores normales hasta entonces.

Si no se trata, la preeclampsia puede generar complicaciones graves, incluso mortales, tanto para la madre como para el bebé.

Con frecuencia se recomienda adelantar el parto. El momento ideal para el parto depende de la gravedad de la preeclampsia y de cuántas semanas tienes de embarazo. Antes del parto, el tratamiento incluye un control riguroso y medicamentos para bajar la presión arterial y tratar las complicaciones.

La preeclampsia también se puede desarrollar después del nacimiento del bebé, una afección que se conoce como preeclampsia posparto.

 

  • Hipotiroidismo
  •  
  • El embarazo influye de manera notable en la función de la glándula tiroidea. Un tiroides que funciona con normalidad y tiene un aporte de yodo adecuado  se adapta a las nuevas necesidades aumentando la producción hormonal.  

 En gestantes con una reserva tiroidea limitada previa o en caso de una dieta deficitaria en yodo, el embarazo puede dar lugar a la aparición de un hipotiroidismo.

Todo embarazo puede tener complicaciones. Hay enfermedades que emergen a lo largo de su desarrollo. Ante estas circunstancias, el control médico en nuestra clínica y una detección a tiempo constituyen la esperanza de vida de la madre y del bebé. 

Aun no estando embarazadas las mujeres nos exponemos a constantes enfermedades comunes en nuestra zona íntima.

En Nace Clínica Familiar, queremos que conozca las enfermedades más comunes en mujeres

Endometriosis 

Es una enfermedad benigna que afecta a las mujeres durante su vida reproductiva. Es inflamatoria, lo que a su vez ocasiona adherencias entre órganos. Uno de sus síntomas es el dolor menstrual, ese dolor suele deberse a la formación de las prostaglandinas, que provocan fuertes contracciones uterinas.

Sangrado uterino anómalo

Muchas mujeres con endometriosis no presentan alteraciones menstruales ni pérdidas entre reglas, pero se puede alterar el ciclo endometrial y generar pequeñas pérdidas extemporáneas.

El sangrado uterino anómalo puede generar a largo plazo infertilidad por lo que es ideal un diagnóstico precoz, igualmente puede ser causado por estrés, problemas hormonales o por otras patologías. 

Fibromas o miomas 

Son los tumores no cancerosos más comunes entre las mujeres en edad fértil. Los fibromas son formados por células musculares y otros tejidos que crecen en y alrededor de la pared del útero. Se desconoce su causa. Entre los factores de riesgo están ser de raza afroamericana o el exceso de peso.

Muchas mujeres con fibromas uterinos no presentan síntomas. Cuando hay síntomas pueden incluir

  • – Menstruaciones abundantes o dolorosas o hemorragia entre los períodos
  • – Sensación de «plenitud» en la región baja del abdomen
  • – Orinar frecuentemente
  • – Dolor durante las relaciones sexuales
  • – Dolor en la parte baja de la espalda
  • – Problemas reproductivos, como infertilidad, abortos múltiples o parto prematuro
  •  

Ovarios poliquísticos 

No se trata de la presencia de «quistes» en los ovarios, sino de la presencia de un considerable número de folículos de pequeño tamaño (menores de 10mm) que existen en los ovarios en estado de reposo y que en los ovarios normales suele ser mucho menor.

Las mujeres con reglas muy irregulares debido al síndrome, no muestran muchos síntomas, suelen tener problemas a la hora de quedarse embarazadas. Sin embargo, se trata de un problema muy fácil de resolver con un simple tratamiento que induzca la ovulación. En otros casos, aunque son minoritarios, el síndrome de ovarios poliquísticos produce esterilidad, debido a la mala calidad de los óvulos. Tratarlo cuanto antes reduce esta posibilidad. 

Menopausia 

La menopausia es el cese definitivo de las menstruaciones debido a la falta de actividad de los folículos del ovario.

Los síntomas pueden empezar varios años antes. Algunos de los síntomas de la menopausia pueden durar meses o permanecer varios años después. La edad promedio a la que ocurre en los países desarrollados es entre los 51 y 52 años.

Consecuencia a largo plazo. Es entonces cuando aparecen los síntomas y consecuencias más importantes, básicamente asociados al hipoestrogenismo, y considerados problemas de salud como la osteoporosis, acción de los estrógenos sobre el hueso se resume en que favorecen la absorción de calcio en el intestino, estimulando los receptores específicos en el osteoblasto, activando la producción de matriz ósea y el depósito de calcio en el hueso. La mayor pérdida de masa ósea se produce en los cinco años tras la menopausia.

Cistitis

La cistitis o infección de orina es una infección de las vías urinarias bajas o de la vejiga. Se define como la presencia de gérmenes en la orina. Habitualmente son bacterias (bacteriana) y excepcionalmente, hongos (micótica) o virus (vírica). Se pone en evidencia mediante el cultivo de la orina en medios de crecimiento apropiados.

 Es natural que una vagina sana tenga hongos vaginales normales. Sin embargo, a veces estos hongos crecen demasiado y causan una infección vaginal. La infección por hongos vaginales puede ser muy irritante e incómoda.

¿Qué causan las infecciones por Hongos Vaginales?

Ocurre cuando las levaduras naturales que normalmente viven en tu vagina, crecen demasiado. Esto suele causar mucha picazón y otros síntomas molestos. El término médico para una infección por hongos vaginales es «candidiasis», porque suele ser causada por el tipo de levadura Cándida.

La infección por hongos vaginales no es una enfermedad de transmisión sexual (ETS). No es contagiosa y no se pasa de una persona a otra durante el sexo. Sin embargo, a veces el contacto sexual causa estas infecciones vaginales. Esto ocurre porque la química de tu cuerpo puede reaccionar mal a las levaduras y bacterias naturales de los genitales de otra persona, lo que hace que las levaduras crezcan más de lo normal. 

Es importante que como mujer puedas realizarte una revisión ginecológica por lo menos una vez al año, y en caso de embarazo acudir a control para detectar en caso necesario de manera precoz una de estas enfermedades antes mencionadas.

En Nace Clínica Familiar queremos estar muy cerca de ti, para poder advertir cuanto antes cualquier problema que tengas relacionado con la ginecología, asesorarte y tratarte cuando lo requieras. Si tienes o crees tener síntomas de  enfermedad ginecológica, agenda tu hora con algunos de nuestros especialistas. 

 

 

 

 

cerrar
Start typing to see posts you are looking for.
Set your categories menu in Theme Settings -> Header -> Menu -> Mobile menu (categories)
Scroll To Top